The Hole in the Ground

Por Mariana Trujillo

Esta producción irlandesa-finlandesa, es la ópera prima del irlandés Lee Crolin. Es extraño que una película con la que un director primerizo se lanza del mundo del cortometraje al largometraje genere tantas expectativas, sin embargo The Hole in the Ground generó revuelo entre los fanáticos del terror; hubo quien creyó que sería la Hereditary de 2019. En lo personal, pasé todo 2019 esperando verla porque mi experiencia con el cine de terror irlandés ha sido inmejorable, nada más. 

Ahora, la película es buena. Empieza con una madre soltera que llega a una casa apartada del pueblo más cercano. En el caso de Irlanda, eso significa estar más cerca del bosque que de tu vecino. Todo es normal, el niño es raro, pero no demasiado para un niño al que acaba de abandonar su padre. Un buen día el niño decide entrar al bosque, en medio del bosque hay un hoyo gigante que esta perpetuamente succionando tierra, como si fuera arena movediza y no tierra; el niño vuelve a casa, pero todo es diferente. La madre nota detalles, cosas que sólo una madre notaría, come distinto, ve otras caricaturas; etcétera. Pero la película de terror empieza cuando, de la manera más siniestra —nadie quiere que una persona azote su cabeza contra la ventana de tu auto— la vecina revela que lo mismo pasó con su hijo; si ella mató a su hijo o no, queda abierto a que el espectador lo resuelva.

Todo lo que ocurre a partir de la gran revelación resulta ambiguo y ese es quizá el problema que tienen muchos con la película: ¿la mamá está loca?, ¿el niño está tan traumatizado que ha desarrollado personalidad múltiple? O ¿en verdad algo sobrenatural pasó en el bosque? Para algunos, Lee Crolin no da respuesta clara, todos los escenarios son posibles. Para mí, eso es un punto a favor. Pienso que lo que vemos es una versión contemporánea del changeling del folclore irlandés, es lo mismo que hizo Corin Hardy en The Hallow, pero él hizo una película mucho más dinámica —y argumentablemente más nacionalista— con un toque de denuncia ecológica. Lee Crolin juega con los mismos elementos y nos entrega  una historia más lenta, grotesca y siniestra. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s